martes, 18 de noviembre de 2008

CULTURA ROSARINA: SUSANA GAROSA Y LA "POESÍA ORGÁSMICA"




Nacida en el Remanso Valerio en 1937, Susana Garosa, conocida como la "Sú Garosa", fue, es, y será la primera, única y última exponente del género correspondiente a la poética orgásmica que puede ubicarse en un período oscuro de la literatura rosarina ubicado entre el sainete putarraco de Pichincha de los años veinte y la narrativa porronera marxista de la mitad de la mitad de la década del setenta. Como toda poetisa de preciar, la Sú Garosa provino de una clase acomodada que viose privilegiada enormemente por el Pacto Roca Runciman durante la llamada "decada infame" que aportó generosos ingresos a las arcas de la familia Garosa a través de la creación de un frigorífico que hasta el día de la fecha sigue subsistiendo por el barrio Alberdi y que don Tadeo Garosa bautizó con el hombre de su hija: "La Sugarosa". Como toda poetisa de apreciar, además de oligarca la Sú Garosa fue libertina, lesbiana, atea, anarquista, ligera de cascos, bataclana, estudiante de teatro, bailarina de tap y recursante cinco años consecutivos de la carrera de Filosofía y Letras en la Pontificia Universidad Católica de Rosario. Allí coqueteó y logró seducir con sus blasfemas inconductas al mismísimo decano de la facultad, el prebístero Martino Weinstein, judío converso que abrazó la fe cristiana luego de una circunsición malograda. De más está decir que el tremendo escándalo que surgió en la comunidad cristiana rosarina fue noticia en todos los diarios de la época, el papa Pio XII condenó al sacerdote por "marrano" y a Susana por ser un "fiel calco de María Magdalena". Esta relación no generó descendencia alguna, cosa que no les importó demasiado a los dos, y terminó cuando Martino sintió que "una luz mística" golpeaba al llamador de la puerta de su vida, y se fue a buscar las fuentes del Ganges en la lejana India. Nunca más se supo nada de él. Este abandono sumió a Susana en una profunda depresión que la llevaría a hacerse una enema con soda cáustica para acabar con su vida, cosa que logró un 24 de diciembre a las veintitrés cincuenta y nueva horas para caer en el olvido. Es por eso que hoy, en su memoria publicamos su poema "El chorigol" que escribió, unos minutos antes de su trágico deceso y es, a sabiendas, lo único que escribió en su casquivana vida. El poema, sin embargo, puede leerse en vertical, en diagonal y en forma horizontal, con lo cual podemos decir que la Garosa, hizo poco, pero lo hizo bien, por que estaba segura que luego de este escrito, cagaría fuego por motu proprio.

Hasta el fondo
hasta el fondo
hasta el fondo
No importa
que duela
Así

¡Ahhhhhhhhhhh!

Un gol
un talco
!qué chorizo¡
Directo al arco
un polvazo
gordo y rollizo
Un golazo
eficient
un chorigol
bien adentro
un pie feliz
vuelta y vuelta
meteme ya
todo eso
que me haga mujer

4 comentarios:

Tony dijo...

Amigo Lord:

¡Me encantó!... todavía no sé si es real o si se lo inventó todo... y como es hora de que todavía no puedo definir lo que es realidad real... tomaré todo esto como que fuí-soy Martino y Sú es-fue mi pareja...

GISOFANIA dijo...

Se me está volviendo previsible, don Marianvus.

La primera columna de la izquierda delata la correspondencia entre este registro y este otro: http://el-kronikon.blogspot.com/2008/11/un-gol-bizarro.html

GISOFANIA dijo...

Caro amigo: no era mi intención lastimarlo. Por el contrario, este torpe humor mío pretendía colarse de su picante comicidad como una tenia saginata hambrienta de bilis festiva.
Su figura generosa permanece incólume en mi memoria y corazón. Gracias por el dato que me dejó en el blog.

MARIANVS dijo...

Tony: Gracias. En la medida en que inventamos, hacemos realidad, al menos me gusta creerlo así. Ahora, yo que vos, ni me meto en la piel del Martino, me resulta... !ay!

Giso: No se me ponga tan emo que golpes duros para mí son por ejemplo dar con la rodilla en el filo filoso del escritorio. Sepa que la quiero mi buena amiga.