viernes, 23 de septiembre de 2016

HOROSCOPO


Capricornio: Epizoonosis mitocondrial espástica. Rebuznos de sandías índicas. Selenismo utópico. Macetas en escabeche. Arpa cósmica. Triunviratos ataráxicos. Sánguche de jamón y queso. Un orgasmo.

Acuario: Palmeras semovientes y abúlicas. Pendejerío estrábico corriéndolo por la calle. Le tirarán hondazos con diamantes en bruto. Ébano y marfil. Jaque mate. Caramelos de hojaldre. Dos orgasmos fingidos.

Piscis: Melón con vino arriba de un autito chocador. El sexo opuesto lo acorrala y a usted le gustará mucho. Guíese por lo que le dice su almacenero. Se le romperá algo importante. Tres orgasmos de los buenos.

Aries: Perderá capacidades que jamás descubrió de sí mismo. Logrará algo que nunca se propuso. Tendrá plata, pero a la vez, perderá interés por ella. Ganas de coleccionar hipopótamos. Cuatro orgasmos y un pete.

Tauro: Atracción fatal. Retorno a lo primitivo. Exoneración de agravantes contumeliosas. Carta documento. Crepúsculo de chotacabras en su alcoba. Desmoronamiento de alacranes sobre su colcha. Cinco orgasmos olvidables.

Géminis: Decúbito dorsal siniestro. Aplaque su intolerancia hacia los espíritus nórdicos. Remanente de pasta dentífrica lo hará vacilar ante la posibilidad de ver a un odontólogo recién recibido. Seis orgasmos aluvionales.

Cáncer: Cierto aire remolón en sus ganas de resolver crucigramas. No se deje llevar por la corriente. No sea parte de la masa. No meta los dedos en el enchufe. No haga nada, por favor. Siete orgasmos, pero al revés.

Leo: Locro poético de un veinticinco de mayo lejano. Lagañas con un axioma vital. Lástima por las culebras. Gomón de gomaespuma en su desierto personal. Paralelepípedos en demasía. Orgasmos del alma

Virgo: El Eclesiastés reverberará en su petaca personal. Hará las maletas, pero se irá con lo puesto. No tome cerveza. Súbase a la palmera y grite “basta”. Orgasmos intelectuales.

Libra: Balanza retorcida. No le haga caso a beduinos, a verduleros y a vendedores ambulantes. Una monja le dirá algo indecoroso. Corra, limpie y barra. Servicio militar en FM. Orgasmos evangélicos.

Escorpio: Lave sus calzoncillos. Un monje lo condecorará por su militancia. Deberá usar una flanera como antena para captar su musa inspiradora. Crédito en cuotas. No sabe lo que querrá. Orgasmos con hepatalgina.

Sagitario: Mangrullos albinos que vigilan que no abra la puerta de la heladera. Revuelto de zapallitos e iguana con vino blanco en cajita. Los loros le dirán qué hacer. No piense. Ventilador de techo con silenciador. Orgasmos… ¿eh?

sábado, 27 de agosto de 2016

MUDANZA

"Si no se cambia hoy, no se cambia más", cantaba Spinetta en su tema "Agua de la miseria". Si alguna enseñanza deja una mudanza es que se produce en el momento presente. No puede haber mudanza en el pasado o en el futuro. La mudanza es presente, es un pasaje de un lugar a otro.  Los día mudan y no necesitan fletes, pasan consecutivamente uno tras otro, y mudan, siempre cambian, pero cambian ahora. En la mudanza, lo que estaba en su lugar es desplazado a otro lugar para ir a otro lugar. Se patea el tablero, se revolea el rompecabezas de mil piezas que tanto tardó en configurarse, el cosmos explota y todo se desacomoda, hay un tránsito centrifugado en una ruta bacheada, un chimichurri agitado en una botella agrietada, todo se acomoda en cajas que se irán a otro puerto para abrirse a la novedad. 

Deconstuir.

El kronista cree que toda mudanza es para mejor aunque no se vea el adjetivo "mejor" inmediatamente. Mudanza es un cambio, es un caos y sólo se pude salir a través de él. Para los griegos,el caos precedía a los dioses y a toda existencia. Era una herida de la cual chorreaba la vitalidad en bruto, sin destilar, como una catarata incesante de agua y de aceite que posteriormente se acomodó diferenciándose conforme sus pesos específicos. 

Cuando el carro anda, los melones se acomodan.


El kronista, por último, cree que los momentos más trascendentes de nuestras vista consisten en mudanzas, en transiciones, en eventos plenos de caos, en turbulencias, en explosiones de estrellas enanas interiores. Un vida trascendente tiene torrentes entre mares calmos. Al ver el océano, el horizonte nos relaja, pero las olas rompiendo en la costa nos estremece al verlas. Un horizonte no cambia, pero una ola rompiendo no se vuelve a repetir a sí misma y otra ola morirá su muerte en el cadáver de otra ola. El kronista cree en lo que no se pude olvidar.


lunes, 15 de agosto de 2016

LA PIZZA MÁS LARGA ( E INEXISTENTE) DEL LITORAL

Por éstos días se desarrollaron en Rosario una serie de eventos gastronómicos que tenían como eje temático a la pizza.  En particular dos: La "semana de la pizza y la empanada" y la cocción de la "pizza más larga del litoral". El primero de ellos se desarrollaba en diversos puntos de la ciudad de Rosario, en particular la zona de Avenida Pellegrini y Barrio Pichinha, El segundo consistió en cocinar una pizza de más de 100 metros cerca del Monumento a la Bandera. 

LA SEMANA DE LA PIZZA

El kronista acudió el sábado a la noche a una de las pizzerías involucradas en el catálogo de promoción. Ya sentado, consultó a la camarera en qué consistía la "semana de la pizza" y con total sinceridad dijo: "Nada, es igual que cualquiera otro día".  Un tanto sorprendido y no tanto, hizo el pedido con los demás comensales pero se quedó pensativo en el engañapichangas de la promoción de una semana de la pizza con inexistentes promociones de pizzas, máxime si se trata de un evento patrocinado por la misma Municipalidad de Rosario. A ésta vendida de humo bien se le hubiera podido ocurrir a Caruso Lombardi con idéntico éxito. Mas quedó en la mente abogadil del cronista la configuración de una estafa a la confianza del desprevenido consumidor que va en busca de disfrutar de un momento pizzeril distinto y se encuentra esta trampa sutil, envenenada y artera de unos comerciantes inescrupulosos. 

LA PIZZA MÁS LARGA DEL LITORAL

No obstante sus intenciones, el kronista no pudo asistir a éste evento mas advirtió en las redes sociales un notorio descontento de muchas personas debido a la desorganización del evento a la hora de acercar el delicioso manjar a las personas que voluntariosamente oblaban una suma módica por el mismo en beneficio  de Cáritas. ¿Quedará en esas personas alguna gana de volver a contribuir a un evento solidario cuando se sienten estafadas y mal atendidas? El kronista ignora si estas manifestaciones pueden representar a la opinion general de los asistentes, mas también es cierto que ningún otro comentario refutó dichas manifestaciones, a menos que el silencio valga como refutación. Más llamativo aún fue el silencio de los principales medios rosarinos sobre esa faceta del hecho.

CONCLUSIÓN

El kronista advierte - y ello, no es nuevo - la inescrupulosidad de la burguesía comerciante de la ciudad de Rosario que, promocionando hermosas cortinas de humo de doradas buenas intenciones, sodomizan la buena fe de los consumidores que acuden a eventos comerciales y solidarios en busca de algo distinto para encontrarse con hipocresía y mendacidad. A ellos van estas líneas. Hipócritas.

jueves, 11 de agosto de 2016

EL EXABRUPTO

"El exabrupto es norma", piensa el kronista mientras contempla las luces de los misiles que explotan a un lado y al otro de la grieta. Tiempos modernos, tiempos locos, tiempos agitados, tiempos veloces. El exabrupto se propaga casi tan rápido como se condena. "Todo es tan veloz" - continúa reflexionando el kronista - "tan veloz que no hay tiempo para digerir nada de lo que pasa, ver es pensar, éso, ningún proceso entre lo que entra por los ojos y lo que llega a la mente, tan veloz como el tiempo en que el cuerpo asimila un mogul" - prosiguió mientras un osito de gel se deshacía en su boca.

El exabrupto se vuelve problemático cuando sale de la boca de las personas públicas: políticos, mediáticos, artistas y un larguísimo etcétera. Y se vuelve problemático por el poder que tiene la palabra en los labios de estos personajes. Y si sumamos a ese poder el otro poder, el de las redes sociales y los medios de comunicación, el resultado con esos proyectiles mediáticos que borbotean por el limbo que cubre la grieta. Una artillería pesada lanzada por opinólogos que de un lado y de otro explotan sin tregua y sin piedad. "Ver es pensar" - repite el cronista.

Mientras otro mogul de apresta a deshacerse en su saliva, el kronista piensa en todo eso que el exabrupto genera: una procesión de estulticia de un lado y del otro, un cúmulo de gente reactiva no apela a detenerse un segundo y decir "¿Qué onda?  Ese mínimo instante de reflexionar un poco y ver el asunto de un modo neutral. El kronista piensa que éso es un algo difícil. En efecto, la reactividad está a la orden del día, tanto como el exabrupto.

Reactividad, exabrupto, velocidad de la información es un combo mortal que anula la reflexión y la capacidad crítica, considera el kronista.

El mismo kronista reconoce que más de una vez se ha dejado llevar por el torrente de esta guerra, que se ha dejado llevar por el exabrupto, que se ha dejado llevar por la irreflexión del exabruto y que ha caído preso de la velocidad de la información. Los mogul se terminaron, pero el mate ya está listo. Listo para contemplar y reflexionar los exabruptos, la guerra sobre los exabruptos, y mientras la información vuela, el kronista busca analizar la evidencia, antes de tomar posición.


domingo, 7 de agosto de 2016

UN NORTE PARA VOLVER A ANDAR

1.- Las cosas no están bien desde que a la aceituna se le dice "oliva", pensó el kronista, y repentinamente le agarraron ganas de volver al ruedo. "Sólo hay que animarse" rumiaba, y miraba el teclado como quien mira una chaira presta a afilar el facón. "Al guiso se le dice potaje, a la ensalada de hoja colchón de verdes, a la pata pernil.  "Lo terrible es la profunda falta de nobleza de querer vender lo mismo de siempre con rebusques semánticos", continúo pensando el kronista desde la vida misma. Y creyó entonces, que había un buen motivo para volver a escribir: atenuar la hipocresía de este mundo ya que eliminarla es imposible. Y pensó:

2.- El programa "pasapalabra" un formato de entretenimiento importado de la Madre Patria, usa la palabra "rosco" para denominar a una círculo o una rosca formada por el abecedario. Terrible hipocresía. Estamos en Argentina, no somos España, y el rosco no es Pascuo. Adapta el formato a tu Patria, tilingo.

3.- No podés criticar al que caza pokemones si pasaste el nivel 1000 de candy crush saga.

4.- Mariana Nannis, Karina Olga, y Vicky Xipolitakis son mucho menos boludas que los que se indignan por ella y les dan prensa.

5.- La corrupción en el Estado, existió, existe y existirá. Son las políticas de Estado, estúpido.

6.- El motivo del largo silencio del kronista fue el haberse descubierto escribiendo como un autómata, sin norte, sin sentido y sin estilo y así se llamó al silencio. Se dedicó a vivir, simplemente a vivir, con todo lo que ello implica, ni más ni menos. Si algún día habría  un momento en el cual volver - pensó- sería cuando tenga que ser.


Séa éste el momento.

#macrigato

7.- Addenda: Año 2016, tecnología, 4k, full hd, millones de dpi y los ovnis se siguen filmando para el orto.




jueves, 25 de febrero de 2016

VENÍAMOS DICIENDO: ÉSTO ES AHORA.

Lo que pasó entretanto fue un poco más de vida. El cronista no quiere pecar de exceso de pasado. Esto es ahora. Un día se le rompió el GPS y volvió a mirar el camino en lugar de la pantallita que indicaba kilómetros, calorías y distancia.  De a poco cayó en la cuenta que el inmenso mundo sigue ocurriendo en derredor, que los colores siguen mezclándose, que la música sigue sonando, que la gente sigue amando y odiando. Descubrió que podía seguir contando todo eso si quería, pero con la inexcusable condición de escribir.

Abrir su viejo cuaderno virtual fue como regresar a un lugar a una casa después de años. Aunque suenen ecos de momentos pasados, y se relean viejos textos, ésto es ahora mismo. Esa es la idea.

Soy esa tercera persona de la que hablo, la que vende agua al lado del manantial, la que vacía el Nahuel Huapi a con un solo balde. 

miércoles, 17 de junio de 2015

NUESTROS SUEÑOS

¿Adónde dejaste tus sueños? Los has dejado ir como un barco de papel hacia esa boca de tormenta donde van a parar las ilusiones que se van junto con el agua mediocre de una vida segura. Alguien vendió su guitarra por mercado libre, otro decidió dejar de intentar cambiar el mundo y hoy solo se limita a dar vueltas al globo terraqueo de su escritorio. Una dama ha regalado a la amiga de su hija su mochila de 70 litros por una cartera de Luis Vuitton. Aquel estudiante de oceanografía hoy escanea maletas en Ezeiza. Aquella posibilidad del sur quedó en un monoambiente del centro y aquel viajecito por Europa uno lo hace en el led curvo con lentes  3D. Y uno se olvida de lo que quiso ser por lo que pudo ser. Pero en algún lugar de sus cabecitas, algo, bailando en chispas desde el mas allá, les recordará que, en lo más hondo del placard, lo espera una guitarra, o una mochila, o un mapa de Asia.