lunes, 19 de enero de 2009

DE CARNE SOMOS

Surgió cuando pedimos parrillada. Eramos cuatro, pero pedimos parrillada para tres y no precisamente por que teníamos un hambre de tres repartida en cuatro sino más bien teníamos un hambre de cinco repartida en cuatro personas. Pero generalmente una parrillada, en un restaurante, siempre debe pedirse calculando uno menos de la cantidad de comensales que realmente hay por el sencillo motivo de que esa parrillada alcanzará y sobrará (hablando en terminos estándar de apetitos). Efectivamente, una parrillada para tres, más una ensalada y unas papa fritas, alcanzó, hartó y sobró generosamente.

Y no sé, no sé cuando me aparecieron en la sobremesa las ganas de pensar así:

1.- Si con parrillada para tres comen cuatro

2.- Con parrillada para dos comen tres

3.- Con parrillada para uno comen dos

y deduje que:

4.- Una sola persona, para poder comer parrillada, debería pedir parrillada para medio

Y el dilema comenzó de esa manera, jamás una persona sola podría comer parrillada puesto que debería reducir su existencia a la mitad de lo que su existencia es para pedir una parrillada que se ajuste a su existencia. Si pidiera parrillada para uno, en realidad esta pidiendo parrillada para dos, y pero el hombre no es dos sino uno, y pedir parrillada de esa manera implicaría al pobre hombre asumir una doble existencia, lo atormentaría aún más al pobre comensal que tan solo pretende comer una parrillada. Y tal es así que el hombre solo jamás podría aspirar a comerse una parrillada por que o posee media existencia o está obligado a poseer dos existencias o bien debe buscar desesperadamente a otra persona para comer parrillada y nadie está obligfado a hacer lo que no quiere (art 19 Constitución Nacional). Lamentablemente, una persona sola, jamás podrá aspirar a una verdadera parrillada para uno, por que la parrillada para uno, es parrillada para dos y eso es clara, arbitraria e injustamente discriminatorio y exijo a la Señora Lubertino y por su intermedio a todo el INADI que se saque de una buena vez el piercing de la napia y se ponga a laburar para que las pobres personas solas puedan aspirar a una parrillada acorde sin tener que andar admitiendo media o dos existencias para comer dignamente una buena carne argentina asada al carbón o a la leña.

Ya lo digo Paul Mc Cartney en su célebre canción "Yesterday "que compuso cuando estaba solo en Argentina y quería comerse parrillada: "I´m not half the man I used to be" línea que se le ocurrió cuando le pusieron el braserito en la mesa y pinchaba la morcillita. Si, el pobre Paul tuvo que admitir su media existencia por este motivo, no fue el amor, sino la carne lo que llevó a hacer el tema más versionado de la historia de la música.

5 comentarios:

Ignoto Transversal dijo...

Estimado Lord:

La presente es para informarle, a pedido de la señora Libertino, detalles de reunión mantenida con mi persona (que unidad físico-psíquica soy y me siento).
Esta entrevista se produjo a partir del disparador que su esclarecedora nota provocó en su rozagante humanidad, con la cuál me identifiqué ni bien ella púsome al tanto de los detalles (de la nota, ponele).
Que toma interés y se hace cargo junto con su equipo (11 titulares, dos suplentes y 1 masajista/utilero/entrenador físico/asistente técnico-táctico).
Que visto lo exiguo del presupuesto del que disponen y la escasa bola de la que son objeto.
Deciden:
1.- encarar de manera firme y determinada la resolución del intríngulis existencial tan bien planteado por usted.
2.- que las pobres personas solas deben distinguirse de las personas pobres solas.
3.- que citarán a la Mesa de Enlace Agropecuario conminándolos a determinar patrón mundial de achuras, embutidos y carnes (detallando cortes imprescindibles) -en adelante PAMAEC- correspondientes a colocar en el infiernillo destinado a cada comensal, teniendo como premisa su inalienable condición de persona única y completa.
4.- dar vistas a la FAO para que el PAMAEC sea homologado con certificado ISO 5.827,1/4.
5.- que será obligatorio para los comercios del ramo (comenzando por el barrio de Flores) colocar en lugar visible detalle del PAMAEC con el peso, en gramos, correspondiente a cada pieza cárnea.
6.- que los establecimientos mencionados arriba tendrán en su planta permanente empleada a una/un profesional en psicología para atender al potencial planteo de algún comensal a este respecto u otros. El respe©to ante todo, máxime que de engullir cadáveres hablamos.
7.- que elevará lo resuelto al Poder Ejecutivo Nacional para ser publicado en el Boletín Oficial como Decreto de Necesidad y Urgencia.
8.- que queda ella y el INADI a su disposición para lo que considere pertinente.

Espero haber coadyuvado, en algo, a su noble iniciativa.
Sin otro particular me despido, trolamente, con un abrazo.-

LORD MARIANVS dijo...

Estimado colega coterráneo, paisano, chamigo, camarada, colega, compañero y correligionario:

Esta persona, en su unidad ubicua, contemporáne y urbi et orbi, saluda con el correpondiente beneplácito y buenmirar su efectiva, certera y leudante gestión ante los burócratas de turno. Estoy seguro que con la implementación del PAMAEC y la correspondiente asistencia psicológica disminuiremos drásticamente el "síndrome del camionero loco" que tanto mal ocasiona a los hijos de Moyano que en medio de las rutas argentinas, haciendo un parate en su periplo, se ven obligados a comer parrilladas en soledad con las nefastas consecuencias de atroces genocidos cometidos contra los cuises que osan cruzarse bajo las ruedas de sus mercedes benz, los insectos aplastados contra los parabrisas y los colectivos de doble piso repletos de escolares. Muchos inocuos atribuyen estas barbaridades al alcohol, pero nadie habla de los conflictos existenciales que plantea una parrillada.

Sin mas, y con metrosexual fervor le abrazo.

SLM

Uno de los ocho dijo...

No, compañero. Siguiendo la sucesión morcillomatemática, vemos que sui hay n comensales, debe pedirse parrillada para (n-1).

Por tanto, si un solo tipo debe comer parrillada, tendrá que pedir parrillada para cero.

O bien, si postulamos n perteneciente a los Naturales, la formula no estaría definida para n=1, y sería todo una paradoja.

Sea cual fuere el caso, yo tengo la impresión de que la parrillada es un manjar pensado para los dioses, por esa costumbre que tienen de ser varios en uno.

RAZORBACK dijo...

Yo creo que su calculo no tiene basamento científico alguno y por ende debe ser descartado de plano. Lo suyo es una mera especulacion economica conservadora destinada a no querer pagar mucho por una parrillada digna.Las buenas y viejas costumbres marcan a fuego la regla que siempre se debe calcular medio kilo per capita mas chorizo y morcilla. En caso de tratarse de pollo, el gramaje mencionado debe elevarse en un tercio manteniendose los demas elementos (chorizo y morcilla) constantes. Lo mencionado constituye, parafraseando a Leonardo Da Vinci, en la "Divina Proporción Parrillera"

LocaComoTuMadre dijo...

Nunca se pide parrillada. Ese es el secreto.