jueves, 29 de octubre de 2009

EL GRAN PROBLEMA DE LA LIBERTAD

Si ¡Qué gran título me mandé! - me dije -. La libertad es un problema y un problema grande. Con ese título vendrán las hordas de garantistas y libertarios a condenarme por decir lo que dije en ese pomposo título: Que la libertad es un gran problema. Encima me doy el lujo de adjetivar. GRANDE. Dirán entonces que si para mi la libertad es un gran problema, la gran solución será para mí - seguirán diciendo - la no libertad, o sea, la represión, la cárcel, la privación y supresión de derechos, etc. Ergo y consecuentemente, me tildarán de fascista, genocida, nazi, represor, totalitario, etcétera.

Mas, si así pensaron, se equivocaron, porque en realidad lo que hice fue pensar el título como si acaso la libertad fuese una persona de carne y hueso, como esa libertad con gorro frigio que a veces vemos en una pintura alegórica de la Revolución Francesa, también está la otra Libertad, la nena chiquita que acompaña a Mafalda en sus tiras cómicas. En fin, la idea mía fue figurarme a la libertad como si fuera, repito, una persona de carne y hueso que convivo entre las personas de una comunidad, comunidad que tiene la suerte de que ella viva entre ellos, dignificándolos, queriendo darles un lugar en el cual puedan desarrollarse y realizarse como personas. Si. Me imagino a esa libertad, no siendo ella un problema grande, sino a ella con un problema grande: los que, teniéndola no la respetan, los que dicen quererla, pero la engañan violándola, los que dicen afirmarla, pero la niegan cuando preguntan por ella, los que dicen buscarla, pero la ocultan cuando alguien la busca, los que dicen querer darla, pero la deniegan cuando alguien la pide, los que la cantan tres veces al cantar el himno murmurándola bien bajito ocultándose entre la soprano de la grabación y el resto que también murmulla - el himno entero también es murmullado, claro -, los que se dicen libres pero son presos de sí mismos, los qaue la quieren para todos, pero "todos" son unos pocos que son mas de los mismos que piden todo para unos pocos. Los que piden de la libertad más de lo que la libertad les puede dar y si la libertad, pidiendo su propio respeto, les niega su pedido, no titubearán en corromperla, en violarla, en estafarla, en ignorarla y hasta osarían cambiarle su digno nombre por otro más bastardo, llamado "libertinaje". Ella, entonces, no entenderá esa psicopateada de ser tan aclamada, adulada, arengada, cantada, alabada, ensalzada, encomiada, pero en los hechos, ultrajada, estuprada, corrompida, sodomizada, ignorada, detestada.

Ese es, entonces, el gran problema de la libertad, sus beneficiarios, que no saben qué hacer con ella, que no saben cómo quererla y cómo respetarla. Algunos dicen que es mejor tenerla así que no tenerla. No se si a ella le gustaría que la tengamos así, salvo que sea masoquista. Si no la tenemos, la extrañamos, si la tenemos la prostituimos. Y ella siguen entre nosotros, aún, esperando que algún día la amemos, la respetemos y la entendamos. Y si así no es algún día, hará las maletas y se irá. Entonces, la extrañaremos.

2 comentarios:

Recluso nº 1243766 dijo...

No,no te metiste en camisa de once varas.La libertad es de nuestra directa responsabilidad y conciencia.Conciencia de reconocerla sin necesidad de que nos falte y responsabilidad de protegerla,defenderla y alentarla una vez conseguida.Cuando a un esclado de la antigua Roma lo dejaban en libertad,su amo le daba un cachetazo a modo ilustrativo del peso,la carga moral y ética con que tendría que rendir cuentas de allí en más.

Kaiser_K dijo...

El gran problema de la "Libertad" son varios, y todos surgen de la ignorancia y el desconocimiento que la gente tiene de la misma.
Es decir no se aprecia como debería apreciarse, porque solo aquel que estuvo privado de ella, sabrá reconocer lo bello de ser "libre", y las responsabilidades que esta libertad nos otorga.

Aquel que no sea responsable de sus actos y no sea un hombre de bien, simplemente no debería tener el beneficio de ser libre, pues sus actos irresponsables podrían dañar a alguien mas.

Tal vez después de esto se de cuenta, que para ser libre, primero hay que ganar ese derecho.


Un saludo LORD MARIANVS.

Suerte y que andes bien.