lunes, 17 de agosto de 2009

GANAS

Cada vez creo menos en las cosas que se hacen sin ganas, más bien, desconfío de las cosas que se hacen de esa manera por que nunca van a poseer lo mejor de uno. Y creo - por que es absurdo - que si deseás algo con todas tus fuerzas, eso va ocurrir tarde o temprano. No alcanza un talento, una inteligencia brillante, una aptitud física óptima, un don de la naturaleza, una condición inigualable, una posición social favorable ni la suma del poder. Si no tenés ganas, ninguna de esas cosas tienen algún valor. ¿Cuántas de nuestras ganas quedan entre tanta presión social, entre tanto imperativo categórico? ¿Cuánto de libertad para nosotros hay aún como para ser lo suficientemente libres de "las cosas que hay -debemos- hacer sin sentír un factor culpógeno que como una rata hambrienta nos devora los pies para hacernos caer?

Raros tiempos éstos, enrarecidos, más bien. Me da la sensación como de que nos quieren anestesiar para que no pataleemos para extraernos las ganas, esas, las nuestras, las que tenemos vos, yo y todos. Entonces es necesario resistir, practicar la mayéutica para volver a encontrarnos con lo que el Leteo de esta época se empeña en que olvidemos.

No creo en casi nada, que no venga del corazón.-

7 comentarios:

GISOFANIA dijo...

Todo esto de lo que habla tu post yo lo estoy viviendo desde hace unos meses (casi un año, ya) y lo increíble es que no logro decirlo (supongo que es porque la felicidad, el placer, sólo pueden mostrarse, vivirse, experimentarse, de otro modo inevitablemente se falsean)

Esta canción de Fito siempre me remite a mi hermano, el padre de mis sobrinos.

Joder, brother, me hiciste emocionar {una manera hermosa de rematar este finde extendido: GRACIAS}

LORD MARIANVS dijo...

¿Hay otra gente que no sean los hermanos de uno los padres de nuestros sobrinos? Si, si, se nota que anda vivenciando cosas inefables por que anda medio boleada....

Lo cual me parece maravilloso (que le pasen cosas inefables de lindas, claro).

Otro abrazote...y de nada.

GISOFANIA dijo...

jajajajaja. es que no quería nombrarlo y vos sabés cuál es el único de mis hermanos que me ha dado sobrinos.

ya nos vamos a encontrar...

Kaiser_Koch dijo...

La globalizacion, los medios de comunicacion, la vanalidad que podes evidenciar en la gente entre otras cosas son la que impulsa a nuestra sociedad a un vacio emocional. Todo esta preparado para que tu mente se canse y termines siendo un simple borrego sin ganas de nada el cual no objeta absolutamente nada y acepta todo por las buenas, aunque esto te perjudique.

No hay nada mas sano y que nos llene mas de alegria que hacer lo que realmente nos gusta.
Todos somos buenos para algo, para lo que no deberiamos ser bueno es para ser ganado de alguien mas y lamentablemente hay mucha gente que se siente bien siendolo.

Un saludo y perdon por mis comentarios llenos de pensamientos conspirativos xD jaja.

P.D:ese tema de fito esta bastante bueno

Recluso nº 1243766 dijo...

También creo-efectivamente está la fe involucrada-que un deseo intenso y focalizado sobre un acontecimiento potencial puede conducir a la verificación de este suceso.A la vez es una esperanza,de modo que nos alejamos más de en las posibilidades de concreción.su principal obstáculo es morirse de ganas y no hacer nada al respecto;la gran desgracia es morirse de ganas y no poder hacer nada al respecto.

LORD MARIANVS dijo...

Hola Káiser: Efectivamente creo que este sistema pretende llevarnos de a poco a estar "cansado de todo" a no tener ganas de luchar por algo, a creer que todo es ya, a que no hay mi metas, no valores ni nada de nada. Ergo, hay que resistir.

Claudio: Si esperanza no hay fe que valga. Y para esperar hay que tener ganas, y creer que vale la pena esperar y también ayudar a que las cosas sucedan. Las ganas, la fe y la esperanza van unidas de la mano. Y coincido con vos, el "morirse de ganas" y no poder hacerlo sabiendo uno que podría hacerlo.

A.- dijo...

Buenísimo loco.
También están esas veces que las ganas se van, porque venían de otro lado que no era nuestro nosotros-nosotros, sino capaz un nosotros-otros. Qué sé yo...
Pero sin ganas, sin ganas no se puede nada.
No vale la pena nada.
Me gustó al reflexión.
Ando en esas cosas.
Abrazo.