jueves, 20 de agosto de 2009

COMPOSICIÓN. TEMA: LA VACA

No tuve la suerte de tener en la escuela una señorita que me diera para componer el superconocido tema argentino de composición narrativa en la escuela primaria: LA VACA. Así que hoy lo voy a hacer. No se si sería lo que hubiera escrito cuando niño, así que lo escribo a mis treinta, antes de que se me vaya del todo mi niño frustrado por no haber hecho tal composición:

Una vez, años atrás, le dije a una de esas personas amantes de los animales que lloran cuando uno les dice que comió una parrillada que las vacas son los animales más inexpresivos que hay. La persona en cuestión me exclamó sufriente ¡Ay, no pobrecitas, si con esos ojos te lo dicen todo! Luego de eso, cada vez que podía, me la pasé mirando largamente los ojos de cuanto vacuno se me cruce por el camino. Y no. No he podido hallar aunque lo hubiese querido, una base sustentable para dar fe de la expresión de mi anterior codialogante. Ergo, sigo pensando que la mirada de una vaca - entendida en sentido amplio- no me genera ninguna cosa. Es ver esos ojos...y nada. Esos ojos no me inspiran nada en absoluto. Y lo más cercano que puedo sentir es una mirada curiosa de un cuadrúpedo curioso que a través de su mirada no me expresa NADA. La vaca puede estar mal por que la dejó el toro y su mirada no nos dirá NADA. La vaca puede estar dolorida de sus tetas por el chupeteo de la bomba y su mirada nos dice NADA. La vaca tiene ganas de comer "moha y alfa" o quizás feed lot pero a través de su mirada no podremos saber qué es lo que quiere. La vaca puede estar por morirse empastada y hasta que revientan o las vemos volando por los aires como zeppelines no sabemos NADA de eso, y menos por su mirada. Y si aún así, un decreto imperial me obligase a tener que decidirme acerca de qué sentimiento me inspira la mirada de la vaca y esté prohibida la opción de decir "NADA" y si por rebelarme quisiera decirle y ello me valiera la muerte, mas como elegir morir por una vaca no vale la pena, entonces, para salvar mi pellejo diría que la vaca, a través de su mirada me inspira honda congoja y profundo pesar, su mirada me inspira ese concepto psicológico de la "perdida" de una existencia a la cual para su plenitud le falta algo. Veo un alma quebrada, un corazón partío, un leve hastío suspirante, un cierto estado abandónico y eso de "vivir para al fin morir". Un dejo de elegía, un ocaso amargo, un canto de crespín, un aullido de lobo. Eso es lo que diría que veo en los ojos de una vaca. Pero por supuesto, diría esto si, como dije, estuviera obligado por un decreto imperial que me impediría el NADA como respuesta sin consecuencias sobre mi propia vida. Nadie está con ganas de morirse por una vaca. No obstante, ¡Cuántas vacas morimos para vivir! Y recuerdo, cuando pequeño, miraba a través del viejo Toshiba año 82 ese morboso programa que tenía Brigitte Bardott donde mostraba los métodos de los mataderos modernos para matar a los vacunos que luego consumiríamos, toda una puesta en escena para que nos espantemos, nos conmiseremos y quizás, convencernos de hacernos vegetarianos. Afortunadamente era muy pequeño, el programa estaba tarde y a la mañana siguiente debía levantarme temprano para ir a la escuela, por lo cual, aunque hubiera tenido ganas, nunca pude mirar ese programa y no me hice vegetariano, como las vacas, que ahora ni siquiera son vegetarianas por que le dan toda esa porquería del feed lot que hace que las vacas sean "de balcón" y vivan en monoambiente, cosa que las hace caminar poco y, por lo tanto, eso hace que su carne sea muy parecida a la del cerdo, lo cual es muy fuchi feucho. Ver una vaca con su mirada de NADA y masticando forraje, me hace pensar que está bien matar a las vacas para alimentarnos, por que Dios las hizo inexpresivas y vegetarianas para que no sintamos compasión al matarlas y para que ellas no nos coman en represalia por nuestro vaquicidio. Es por esto que pienso que los vegetarianos son tipos que entienden muchas cosas, pero al revés, siendo vegetarianos se parecen mucho a las vacas y con el tiempo, también terminarán comiendo feed lot como ellas - si ya no lo están haciendo - y nos los comeremos. Recuerden a Locke, homo hominis lupus - o sea, este tipo dejó las vacas por la cerveza y sólo de esa manera pudo ver amor en los ojos de una vaca.

Y termino hablando de esas personas de las cuales hablé al principio. Esos amantes de los animales que se desmayan cuando uno les habla de "carne" en las comidas. Como soy muy morboso, les hablo del ejemplo más tierno: un conejito.Un conejito que será hecho con papas, arvejas y zanahoria. Un conejito como un pompón, blanco, níveo, de rojos ojitos, que será masticado por nuestra fauces. Ya al término de mi descripción, esta persona está entre violeta y verde musgo, con los ojos desorbitados y yendo al baño. A veces les hablo de parrilladas, achuras, chinchulines, tripas gordas y sesos. Todas cosas de ese animal tan útil y tan rico que es nuestra patriota y argentina vaca. Y yo pienso, señorita, que en el fondo, esa persona se lo tiene merecido, por darle demasiada importancia a los sarcasmos que uno dice, y a mi me gusta hacerles eso. Yo sé que la persona no me mira con buenos ojos, pero basta que me digan "pobres animalitos" para que yo me despache hablando de las sabrosas virtudes y los grandes placeres que nosotros, los carnívoros, nos damos sin culpa alguna por que en el fondo ¿Qué nos importa el dolor ajeno si nuestra panza está llena? NADA, igual que nos pasa cuando miramos a los ojos de la vaca.

FIN

2 comentarios:

A.-drian! dijo...

me hago cargo:
...

No, soy incapaz de hacerme cargo de algo. Cualquier cosa.
Así que te acuso con el dedito temblando:
Insensible!
Mostruo!
Pelado!

Recluso nº 1243766 dijo...

¿Sabés que tenés perfectamente razón?en parte porque la pensás igual que yo(y esto es un motivo más que válido para un egocéntrico.
Los vegetarianos y sus "pointless" discursos me dan por el quinto f**** de las P******,es otro c**** esnobisno y nada más,ciertamente lo de ellos no es pena por los mamíferos.P******s como Brigitte Bardot,que tanto aman a los animales,deben por consiguiente pensar que los humanos sobran,es por eso que ella se encargó personalmente de liquidar a siete mediante el aborto(cosa inverosímil pero si ella lo dice...
Ok *****, perdón per se me trabó la **** censura,saludos ******, y viva la carne!carajo!!!-se acaba de destrabar la censura.