jueves, 12 de marzo de 2009

PERFIL GRIEGO

Está bien, la filosofía griega es grandiosa e imposible de soslayar, pero, mis queridos amigos, agradezcamos semejantes pensadores a todos los pobres esclavos de los ciudadanos griegos que permitían tener bastante tiempo al pedo para filosofar mientras ellos ponían el lomo en todos esos menesteres que, de hacerlos los griegos, no hubieran tenido tanto tiempo para pensar.

6 comentarios:

Bortol dijo...

Y si amigo... por eso ahora nos hacen laburar como perros... para que no pensemos. Abrazo.

GISOFANIA dijo...

"No te engañes en eso; ellos no son 'hombres' en el sentido que tú das a la palabra. Son animales que tú no comprendes, que tú no podrías nunca comprender. No prestes tus ilusiones a los otros, las masas han sido siempre las mismas, y siempre lo serán. Los esclavos de Nerón difieren extremadamente poco de nuestros mineros o de los mecánicos de Ford. Yo hablo de los esclavos que trabajan en las minas y en los campos. Estas son las masas; no se las cambia. Un individuo puede surgir de las masas, pero este hecho excepcional no cambia nada. No se puede cambiar las masas. Este es uno de los hechos más importantes de la ciencia social. ¡Panem et circenses! La educación moderna no es más que un mal sucedáneo del circo. Lo que nos pierde hoy en día es que hemos hecho grandes cortes en la parte circo del programa y envenenado nuestras masas con un poco de educación (...) Y lo que nos hace falta empuñar ahora son látigos y no espadas. Las masas han sido gobernadas desde el nacimiento de las edades, y hasta el fin de las edades será preciso gobernarlas. Es sólo una burla hipócrita afirmar que ellas pueden gobernarse a sí mismas" (D.H. LAWRENCE El amante de lady Chatterley, 1928)

Mis disculpas por transcribir este escalofriante texto leído ayer, sobre un tema que despertó mi preocupación desde que decidí estudiar filosofía. Tal inquietud jamás me ha abandonado, aunque haya abandonado la academia.
Interesante y crucial tópico reflexivo, milord. Un renovado abrazo para usted.

LORD MARIANVS dijo...

Mi querida amiga, es grande mi alegría al verte por aquí otra vez, y renovada :D

Recuerdo, en cierto post de aquel "Tapices" que supiste tener, haber dicho una reflexión similar.

Se me da por pensar ahora, cómo sería una "historia del pensamiento de los esclavos". Cómo habrá sido su condición y adoctrinamiento que hasta aceptaban su calidad de "res parlante" (cosa que habla y no "vaca despanzurrada que habla" como pensarán algunos) como algo natural. Aunque, pienso - escribo esto al tiempo que pienso, por eso tanta vuelta- que el pensamiento de los esclavos, fue, casi siempre el mismo, hasta el final de la esclavitud, que fue el final de ese pensamiento, pero - sigo pensando - la esclavitud sigue, aunque travestida en "derechos laborales flexibilizados", como los despotismos ilustrados, disfrazados en monopolios y oligopolios.

Gracias por pasar por mi cuasi abandonado rancho. Un beso.

Claudio {\ªv´&gb;|º dijo...

Para Gisofania:
No olvides que es uno de la masa, un trabajador rudo y "vulgar", una "bestia de carga" el que se empoma a Lady Chatterley, con lo cual la esposa al marido inválido le cagó el discurso, antes y después.

Gisofania dijo...

Disiento amablemente, Claudio (creo que el tema vale el debate)
Como discurso, el de Clifford Chatterley es contundente, al punto que Constance se horroriza porque no puede rebatirlo. Sus amoríos con el guardabosque se desarrollan en otro plano reflexivo y estilístico.
Opino que en combinar en una misma obra varios planos diferentes reside la magistral proeza literaria de Lawrence.

La vieja que no devuelve la pelota. dijo...

Mire, ustét tiene un gran blog, tal vez porque en su laburo los demás trabajen por Mariano.